Sistemas Informáticos

Sistemas Informáticos

Sistemas Informáticos

Recursos Humanos

Recursos Humanos

Recursos Humanos

Nuestra Misión

Proveer soluciones que ayuden a mejorar la rentabilidad de quienes nos contratan, para que ellos puedan ofrecer el máximo valor agregado a sus clientes.

 

Profile Image

Carlos

Sistemas Informáticos

Cel. 1167152841 - info@kayros.com.ar

Profile Image

Jorge

Recursos Humanos

Cel. 1141584422 - rrhh@kayros.com.ar

Cada vez tenemos más dispositivos conectados a la red local y a Internet en nuestras casas que nos piden más y más ancho de banda, mínimas latencias y capacidad para transmitir secuencias de datos en streaming sin cortes ni interrupciones.

En un mundo ideal tendríamos toda la vivienda cableada con una red gigabit, sin interferencias ni problemas de falta de cobertura.

Sin embargo, en la mayoría de los casos lo habitual es que hayamos recurrido a enlaces inalámbricos basados en tecnologías WiFi, más rápidos, invisibles y sencillos de instalar, pero de los que probablemente no estemos obteniendo el rendimiento deseado en todas las habitaciones o estancias del hogar. ¿Qué podemos hacer?, ¿cómo puedo llevar la conexión WiFi a todos los rincones e incluso al jardín sin problemas de cobertura?

Luchando contra la distancia, los obstáculos e interferencias

Los principales problemas que vamos a encontrarnos en una red WiFi doméstica son los relacionados con las interferencias, los obstáculos y la distancia al punto de origen de la señal, que normalmente será el lugar donde coloquemos el router o punto de acceso principal.

La potencia de nuestra señal inalámbrica tiene una relación inversamente proporcional a la distancia. Es decir, cuanto más lejos tengas el punto de acceso inalámbrico de la habitación a la que quieres llevar la cobertura, menor será la velocidad y la calidad de la conexión. De ahí la importancia de elegir correctamente la ubicación de la fuente de la señal inalámbrica.

Cuando instalamos, o el técnico de la operadora viene a casa y nos instala el router básico de serie, solemos hacerlo cerca de donde está el PTR (Punto de Terminación de Red) en conexiones ADSL o justo al lado del ONT (Optical Network Terminal) en el caso de la fibra óptica. Si este punto no está situado en el centro de la vivienda, la distribución de la señal WiFi será irregular y probablemente tendremos problemas en los rincones más alejados.

De ahí la importancia de elegir un punto central en el hogar para ubicar el router, aunque tengamos que pedir a nuestra operadora que nos instale la línea telefónica, de cable o de fibra unos cuantos metros lejos de donde sería lo habitual. Normalmente es posible hacer esta petición, aunque nos cobraran un extra por cada metro adicional de instalación que deseemos.

Los obstáculos también suponen un serio problema para el buen funcionamiento de la red inalámbrica. Cuantos más objetos haya entre el punto de acceso WiFi y el dispositivo que queramos conectar (muebles, paredes, ventanas, techos y suelos si estamos hablando de varios pisos), mayores serán las dificultades para lograr un enlace estable y de calidad.

En la mayoría de los casos no es un factor que podamos controlar con facilidad, aunque si podemos intentar colocar el router alejado de paredes, rincones y sobre todo evitar tenerlo empotrado en algún mueble, rodeado por casi todos sus lados.

Por último, no conviene dejar al azar o a una configuración predeterminada en el software del router la selección de los canales WiFi. Se trata de los "carriles" por los que van a viajar nuestros datos en cada banda de frecuencias y si están saturados o presentan interferencias por las conexiones de los vecinos sufriremos problemas de acceso, un menor rendimiento, cortes o descensos en la velocidad de navegación.

Da igual que cambiemos el router de la operadora por uno carísimo de otra marca, que nos compremos un ordenador más potente o que instalemos fibra óptica de nueva generación. Si estas interferencias en los canales WiFi son muy elevadas probablemente nunca logremos una buena velocidad. ¿Se puede solucionar? Pues no siempre, pero os recomiendo comprobar cómo de saturados tenéis los canales WiFi y probar algunos cambios antes de correr a la tienda a comprar dispositivos externos que tal vez no solucionen el problema.

Nota Completa: https://www.xataka.com/perifericos/quiero-mejorar-red-wifi-casa-esto-que-debo-saber-1